Implicados con los padres

Arnaud Thiollier, Arnaud Courdesses y Laurent Windenberger fundaron Babymoov a finales de los 90. Ninguno de ellos tenía niños, así que desde el primer momento creyeron fundamental rodearse de quien más sabe en temas de bebés: los propios padres, a quienes implican en todas las etapas de concepción de un producto: desde la simple idea hasta la validación del prototipo. Quince años después, su receta de proximidad, innovación y calidad han hecho de esta marca todo un referente en Francia y la han llevado a estar presente en numerosos países. Nosotros la conocimos por casualidad. La víspera de nuestras primeras vacaciones como papás compramos su trona portátil; y siempre recordamos que fue una de las mejores compras que hemos hecho nunca. Después fuimos conociendo más productos. Y este 2013 nos topamos con su compromiso de garantía de por vida. Por todo eso está Babymoov en Living Baby.